Tel: 626 53 64 87 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Cómo interpretar la calificación energética de una vivienda

Cómo interpretar la calificación energética de una vivienda

Desde el año 2013 estarás harto de oír el concepto de certificado de eficiencia energética en Granada. Pero es que es de carácter obligatorio que todas las viviendas cuenten con este certificado, y por ello es algo que debes revisar cuando estás pensando en alquilar o comprar una vivienda o si tu comunidad todavía no está certificada porque puede ser motivo de sanciones.

Lo que es probable es que, aun habiéndolo escuchado cientos de veces, no tengas claro qué significa cada una de esas letras que forman parte de la calificación del certificado de eficiencia energética en Granada.

Actualmente, las distintas calificaciones van desde la letra A hasta la letra G, y para que una vivienda tenga un aprobado, debe encontrarse en el rango comprendido entre las letras D y E, ambas incluidas.

Las primeras letras, es decir, la A, la B y la C, representan los menores consumos de energía, siendo la A la que menos consumo realiza de todas ellas. Por el contrario, las letras F y G son sinónimo de un excesivo consumo de energía.

Ahora puede que te estés preguntando cómo afecta esto a tu propio hogar. Si tomamos como referencia una vivienda que tenga un recibo eléctrico medio de 60 € al mes, podemos indicar lo siguiente:

- El certificado A tendría un gasto menor al gasto medio, como máximo 35 €.

- El certificado B supondría un gasto de entre 35 € y 45 €.

- El certificado C tendría un gasto de entre 45 € y 54 €.

- Los certificados D y E tendrían un gasto que rondarían la media, entre 57 € y 66 €.

- Los certificados F y G gastarían más que la media, llegando a superar los 70 €.

Como ves, la calificación de este certificado es importante para conocer el gasto energético aproximado, y en Estudio de Arquitectura Pablo Navas te ayudamos a que lo obtengas.

haz clic para copiar mailmail copiado